En la actualidad, jóvenes de muchas partes del mundo se desempeñan en proyectos culturalesde corta duración, sin contratos o en condiciones irregulares, como aficionados algunas veces,otras como profesionales, sin llegar a estruc-turar carreras. Es el caso de los videojugadores que se emplean en diseñar mods (acortamiento en inglés de modificaciones en 3D) de automóviles, personajes y paisajes urbanos transformando por completo los juegos. El proyecto Sindicato Virtual de Mods es una asociación virtual, es decir, inexistente, que se dedica en primer lugar a recopilar, ordenar y clasificar las imágenes e imaginarios de esta comunidad de individuos a partir de sus réplicas mod, en particular del transporte público, las protestas y las cartografías urbanas; y, en segundo lugar, a generar espacios virtuales de discusión con los jugadores, invitando a expertos académicos a confrontar en lo práctico sus teorías sobre la crisis del trabajo.